miércoles, 13 de diciembre de 2017
 
 
 
 
 
Registrarse
Los Cátaros                Agregar a favoritos

Autor: host
Vistas: 28
Clasificación de personas: 0   Valoración:     
Fecha de publicaicón: 24/05/2011
Etiquetas:
Fotografía La expulsión de los Cátaros Autor: Carcassone 1209


Precio de venta: $35.00


   Agregar al carrito      Póngase en contacto con el proveedor

El catarismo, la  religión de los bons homes, tuvo su lugar de práctica en la Lombardía, algunos lugares de los Pirineos y, sobre todo, en el Languedoc. Pero, como veremos, las creencias que lo conformaban no eran originarias de estos sitios, sino que se van forjando desde tiempos pasados y desde zonas orientales.

La actividad de estos que cuestionan los planteamientos que llegan desde Roma se hace alarmante en Occidente en el XI, en el que se darán como consecuencia varios concilios: uno en Reims en 1049, y otro en Tolosa en 1095. Pero no se llegar a presentar una oposición fuerte a la Iglesia y pronto estos movimientos serán vencidos, hasta ser reactivados a mediados del XII por los cátaros.

A partir del XII comienzan a aparecer de nuevo herejes en las zonas donde antes habían surgido y habían sido eliminados. En 1144, en Colonia, es detenida una secta que se presentaba a modo de Iglesia jerarquizada, el mismo año en Lieja aparece otro grupo de características similares. Estas apariciones irán acompañadas de ejecuciones en la hoguera. En 1145 San Bernardo habla de los "tejedores arios" en la zona de Tolosa y Albi, a la que viaja para combatir las predicaciones heréticas por orden del Papa Eugenio III. Los de Colonia afirmaron que su Iglesia había estado oculta en países orientales, y un texto del Inquisidor Anselmo de Alejandría explica que su origen es Bulgaria, donde la religión extendida es el bogomilismo, herejía dualista, según la doctrina maniquea de los dos principios supremos enfrentados: el bien y el mal. La osmosis que se produce entre Oriente y Occidente con las cruzadas, y el tráfico fluvial de las aguas del Danubio y Rhin hacen que aparezcan los grupos heréticos en lugares de los actuales países Bajos y el norte de Francia. Pero no ser en estos lugares donde cuaje, sino que desde que aparece, hasta 1165, el movimiento ira a confluir a la zona que se le presentó más permisiva, que fue la de Occitania.

Durante estos años la iglesia estudiará estos movimientos, y se los definirá con términos como "arios", "maniqueos" y el término griego "cátaro" (puro), que según Eckbert de Schnau, fue el que se aplicaron los primeros maestros de la zona reniana. Se comienzan a realizar concilios que discuten el tema: el primero será en Reims en 1148, el segundo en 1157; luego otro en Tours en 1163, en el que se describen los síntomas de esta nueva herejía. Pero será en 1167 cuando el catarismo se constituirá en un verdadero peligro para la Iglesia Romana, y el lugar será Saint-Felix de Caramon, donde se constituirá la Iglesia Cátara.Pero la interacción en el norte entre los eclesiásticos, el poder secular y el propio pueblo no le permitió proliferar.


Su clasificación:
Info de la clasificación:
Solo los clientes que compraron este producto pueden hacer una evaluación.

  No hay registro 
Comentario de lista:


  No hay registro 


Deja tu comentario


Su nombre: Required
Su correo: El correo electrónico es utilizado sólo para mostrar Gravatar
Su Sitio:
CAPTCHA image
Digite el código que aparece a continuación

Comentar Información:         


 
 
Sobre la Autora
 Catálogo                    Contáctanos








 


               
  Sitio desarrollado  por Impulsora de Negocios en Internet
Copyright Contorno Centro de Prospectiva y Debate 2011  |   Declaración de Privacidad