miércoles, 13 de diciembre de 2017
 
 
 
 
 
Registrarse
Las grandes preguntas filosóficas                Agregar a favoritos

Autor: host
Vistas: 52
Clasificación de personas: 0   Valoración:     
Fecha de publicaicón: 07/05/2011
Etiquetas:
Fotografia El Pensador Autor: Rodin 1840-1917


Precio de venta: $35.00


   Agregar al carrito      Póngase en contacto con el proveedor

La historia de la filosofía es también la historia de sus preguntas. Las preguntas que la filosofía hace no sólo determinan la respuesta, sino la búsqueda. Y éstas muestran el sentimiento de quienes las formularon y las inquietudes y problemas dados en las circunstancias en las que éstas aparecían.

Las primeras preguntas nacieron pues con la filosofía. Los presocráticos, quienes propiamente inauguraron la filosofía, se preguntaban por el primer principio, el arche que se encontraría como origen de todas las cosas. Así, para Tales de Mileto este primer principio fue el agua, otros defendían el aire o el fuego.

Los sofistas dieron un giro a esta cuestión: ya no preguntaban por el origen del cosmos sino por el hombre: cuál era el papel del hombre en el universo y su función, ademàs de su relación con la moral. ¿Es natural la moral? ¿Acaso es ésta relativa con respecto a las costumbres y los individuos?

Sócrates se preguntaba por cuál es el verdadero saber, y qué quiere decir saber algo. Sócrates también se preguntaba si habría algo, en contraposición a los sofistas, que fuera absoluto y no dependiente de las opiniones o perspectivas de los hombres. Sócrates preguntaba dialécticamente: presentaba visiones opuestas a la suya por medio de preguntas que viran alrededor de su propio interés.

Aristóteles, en cambio, centra su interés en el ser. ¿Qué es ser? ¿Qué quiere decir que nosotros afirmemos que algo sea? Así, la pregunta aristotélica busca el ser en cuanto a ser, es decir, el ser como tal y no el ser predicado de un individuo.

Con la influencia del cristianismo en la filosofía medieval, el preguntar filosófico viró hacia Dios: cuál era el papel de la filosofía y del hombre en el plan divino. Dios era el centro de la reflexión y la teología dominaba a la filosofía. Santo Tomás se preguntó por pruebas racionales de la existencia de Dios; llegó a la conclusión de que ésta era innegable al ser Dios causa primera y última de todo lo que existe.

Descartes plantea una importante pregunta; ¿cómo distinguir al sueño de la vigilia? ¿ Cómo saber si debo confiar en mis sentidos para conocer la realidad? ¿De qué puedo estar seguro de no hay alguien más poderoso que yo que manipula mis impresiones y me hace creer en lo imposible? Estas cuestiones llevaron al escepticismo en Descartes, el cual a su vez inauguró la filosofía moderna y sus problemas epistemológicos.

Kant se pregunta por las condiciones de posibilidad en el conocimiento. No se pregunta si puedo saber si realmente conozco algo tal y como es, sino de qué condiciones son necesarias para que el objeto me parezca como me parece. Kant también se pregunta cómo es posible la metafísica, y si ésta puede ser una ciencia.

En el siglo XX, Wittgenstein se pregunta por el mínimo que da sentido a una proposición (una frase). Wittgenstein busca así el mínimo formal necesario para poder construir elementos de un lenguaje que sea inelegible, y a su vez elimine las ambigüedades del idioma coloquial.

Su clasificación:
Info de la clasificación:
Solo los clientes que compraron este producto pueden hacer una evaluación.

  No hay registro 
Comentario de lista:


  No hay registro 


Deja tu comentario


Su nombre: Required
Su correo: El correo electrónico es utilizado sólo para mostrar Gravatar
Su Sitio:
CAPTCHA image
Digite el código que aparece a continuación

Comentar Información:         


 
 
Sobre la Autora
 Catálogo                    Contáctanos








 


               
  Sitio desarrollado  por Impulsora de Negocios en Internet
Copyright Contorno Centro de Prospectiva y Debate 2011  |   Declaración de Privacidad