viernes, 28 de abril de 2017
 
 
 
 
 
Registrarse
Los Castratos          

Vistas: 50
Clasificación de personas: 0   Valoración:     
Etiquetas:


Precio de venta: $35.00


   Agregar al carrito    

Ellos eran vocalistas de género masculino. Sin embargo, su unicidad radica en un factor interesante: en la pubertad, justo antes de que los cambios hormonales conlleven a una transformación de la voz, los testículos son removidos.

Esta práctica fue motivada por un factor en particular: en 1588, el papa Sixto V prohibió que cualquier mujer pudiera subir a un escenario en Roma. Desde entonces se comenzó a utilizar a muchachos castrados como suplentes. Así, a finales del siglo XVI varios Castratos fueron criados para este fin. Los puestos de soprano eran ocupados en el siglo XVII por Castratos en la capilla Sixtina. Sus particulares voces comenzaron a tener influencia sobre las composiciones: se han encontrado partituras especialmente escritas para Castratos y que nadie más podría interpretar propiamente.

Así, en vista de esta prohibición papal, se peinaron las regiones más pobres de Italia en busca de niños que se caracterizaran por tener buena voz. Se les pedía pues a sus familias dar a sus hijos educación musical, para convertirse en cantantes, y además instruirlos en filosofía, teología y derecho, para que pudieran mejor cumplir sus futuras labores y servicios a la iglesia. El precio: la castración.

Los Castratos estaban ya dispersos por toda Europa en los siglos XVIII y XIX y generalmente eran muy admirados y gozaban de inmensa popularidad. Algunos de los más famosos Castratos del siglo XVIII fueron Senesino, Farinelli y Bernacci. Su rango de voz correspondía con los ideales de la época: esto les daba gran aceptación. Se escribieron grandes papeles operísticos exclusivamente para ellos (Mozart está entre los compositores que tenían en mente voces de Castratos para sus óperas).

Sin embargo, a finales del siglo XIX, se volvió a prohibir la práctica y en 1922 murió el último de los Castratos, Alessandro Moreschi, a quien se le llamaba 'el ángel de Roma'. Él es quizá el único de los Castratos cuya voz fue grabada (en 1904) para la posteridad. Desde entonces, la falta de Castratos ha representado un verdadero problema para quienes quieran representar música vocal del siglo XVIII, puesto que las sopranos (quienes están en el rango de voz de los Castratos) no pueden modular los tonos ni tienen la fortaleza pulmonar para interpretar las partes. Los contratenores también se utilizan, quienes sin embargo tienen un sonido distinto al de un verdadero castrato.

 

Glosario:

 Soprano: Es la voz masculina más alta que se escribe, tanto así que en la mayoría de los casos la parte es cantada por mujeres.

Contratenor: Un contratenor (o alto) es un cantante que gracias a una resonancia en el pecho puede aumentar su voz y el tono, llegando a cantar casi como una soprano.

 

Comprador Producto & Opción Cantidad Pagado Fecha
jjps4 Los Castratos 1 35.00 07/12/2012
Coatzin Los Castratos 1 35.00 31/08/2011

  Suma: 2 Tamaño: 10 Página: 1 de 1 
Su clasificación:
Info de la clasificación:
Solo los clientes que compraron este producto pueden hacer una evaluación.

  No hay registro 
Comentario de lista:


  No hay registro 


Deja tu comentario


Su nombre: Required
Su correo: El correo electrónico es utilizado sólo para mostrar Gravatar
Su Sitio:
CAPTCHA image
Digite el código que aparece a continuación

Comentar Información:         


 
 
Sobre la Autora
 Catálogo                    Contáctanos








 


               
  Sitio desarrollado  por Impulsora de Negocios en Internet
Copyright Contorno Centro de Prospectiva y Debate 2011  |   Declaración de Privacidad